Stories

Stories of Donation




Reinaldo Adarich –Recipiente de Riñón

Reinaldo Adarich

Recipiente de Riñón

Rey tenía una vida hermosa. Se dedicaba a criar a sus hijos y trabajaba mucho para mantener a su familia. Sufría de diabetes pero nunca pensó que su vida podría estar en peligro. De repente, llegaron las malas noticias: tenia insuficiencia renal y comenzó la diálisis. Rey atribuyó el hecho de mantener la fe y la esperanza intactas a su confianza en Dios. En octubre de 2004, recibió su segunda oportunidad, un milagro tan esperado: un trasplante de riñón. Desde entonces, Rey casi no ha estado enfermo y no ha tenido complicaciones. Está agradecido por disfrutar de su familia, trabajar en su jardín, escuchar música y difundir la información sabré la importancia de donar órganos y tejidos. Rey dice: “Necesitamos devolver todo aquello que hemos recibido como bendición”.

Emanuel Reyes –Recipiente de Corazón

Emanuel Reyes

Recipiente de Corazón

Emanuel nació en el pueblo de Jayuya, Puerto Rico. Rodeado por una exuberante belleza y caballos, tuvo una niñez maravillosa, durante la cual jugó al softball y se destaca en atletismo. Un día, comenzó a sentirse fatigado y con dificultad para respirar. No estaba convencido de que el trasplante fuese necesario y creyó que Dios obraría un milagro y lo curara. Tenía mucha fe pero no entendía que su milagro ya estaba en camino en la forma de un trasplante de corazón de una joven que falleció en un accidente automovilístico. Desde entonces, Emanuel conoció a la madre de su donante, Maria, y ha vuelto a vivir, a disfrutar de sus caballos y de los paseos por el campo.

Dr. Ernesto Fernandez, ACL Recipiente de Tejido

Dr. Ernesto Fernandez

ACL Recipiente de Tejido

El Dr. Fernandez es un ávido deportista. En 2005, mientras practicaba esquí en la nieve, se lesionó una rodilla y tuvo que hacer reposo en la cama. Poco tiempo después, se desgarró el menisco mientras jugaba tenis en una cancha de polvo de arcilla en México. Gracias a un donante de tejido, los médicos repararon su rodilla y cuatro días después, el Dr. Ernesto Fernández pudo caminar. Como neurólogo en el Southern Regional Medical Center, el Dr. Fernández dijo: “Se volvió un círculo cerrado para mí. Puedo estar parado sobre mis pies y trabajar con LifeLink de Georgia y las familias de donantes para llevar a cabo el proceso de donación. Y eso es posible gracias a la reparación de mi ligamento cruzado anterior”.

Angel Flores, Recipiente de Hígado

Angel Flores

Recipiente de Hígado

Los problemas de salud de Ángel comenzaron en agosto de 2011. Muchas personas le decían que se veía amarillo pero él se sentía bien. El médico decidió hacerle pruebas y diversos estudios, hasta que le diagnosticaron cirrosis hepática. Octubre y noviembre trajeron varias hospitalizaciones por diversas complicaciones asociadas a la cirrosis hepática que padecía, hasta que los médicos deciden referirlo a Tampa para ser evaluado para un trasplante de hígado. En una cita de seguimiento en el mes de diciembre sus médicos le informan que existe la posibilidad de que se trasplante en Puerto Rico pues el Hospital Auxilio Mutuo esperaba por los últimos permisos para poder hacer trasplante de hígado. Pedí a Dios con mucha fe para que esos permisos fueran otorgado para no tener que viajar a Tampa, así no tendría que alejarse de su familia. DIOS escucho su oración y en enero 2012 le piden que lleve su expediente médico al Hospital Auxilio Mutuo, donde lo evaluaron y fué enlistado para trasplante. Un jueves, cuatro de abril de 2012, a las 10:30 pm lo llama la coordinadora y lo cita para el día siguiente. Ese fue el Viernes Santo de 2012, entré a sala a las 7:00 de la noche y salí a las 1:00 de la mañana del Sábado de Gloria. Gracias a Dios, a LifeLink y a todo el equipo de doctores que trabajaron hoy puedo contar mi milagro de vida.

Denna LaMons-Pace, Recipiente de Multi-visceral

Denna LaMons-Pace

Recipiente de Multi-visceral

Denna luchó con adhesiones en su intestino a temprana edad, y soportó someterse a cirugías todos los años para eliminarlas. Sin embargo, siempre volvían a crecer, cada vez peor que antes. Como supervisora del Sistema Correccional de Ohio y mamá de cinco, Denna siempre estaba en movimiento, pero la obligaron a jubilarse temprano cuando su enfermedad se aceleró al diagnóstico de gastroparesis, una enfermedad que consiste en la parálisis parcial del estómago, lo que ocasiona que los alimentos permanezcan en el estómago por un tiempo anormalmente largo. Denna, quien se autoproclamaba Diva, recibió un trasplante multiórganos: un estómago, un intestino pequeño, un páncreas y un duodeno. Después del trasplante disfruta mucho el tiempo junto a su familia, trabaja como voluntaria, concurre a la iglesia y se encarga de ampliar su colección de zapatos. “Los zapatos son los mejores amigos de una chica”, afirma Denna, y agrega “Mi lema es si me veo bien por fuera, me sentiré bien por dentro”. Denna ama el trabajo como voluntaria en LifeLink de Florida. “No conozco a mi donante ni a su familia, pero tengo la misión de honrarlos cada día mientras trabajo de voluntaria; ellos me dieron la vida”.

Williams Family, Familia Donante de Tejido

Williams Family

Familia Donante de Tejido

Los padres de Mackenzie la recuerdan como una gran amiga, divertida y leal. La mayor de cuatro, Mackenzie, era una niña del campo, cómoda en botas de vaquera o en tacos altos, y disfrutaba de escuchar música country y bailar en línea. Pasaba su tiempo libre como voluntaria en el refugio de animales local y con su mejor amigo canino, un cachorro rescatado. Sadie. Lamentablemente, la vida de Mackenzie terminó en un accidente automovilístico cuando tenía 23 años. “Mackenzie atesoraba y vivía la vida plenamente, mientras estaba aquí”, dice su mamá, Kelly, “Siempre estaba lista para probar cosas nuevas y le encantaba la aventura”. Su amor por Sadie mostraba su entrega y espíritu amable, que continua en aquellos que recibieron tejido donado gracias a la generosidad de Mackenzie como donante de tejidos.

Dorothy Zellars, Recipiente de Doble Pulmón

Dorothy Zellars

Recipiente de Doble Pulmón

Dorothy se sentía limitada por fibrosis pulmonar, una enfermedad respiratoria que conduce a problemas respiratorios graves. Recibía oxígeno todo el tiempo y no podía caminar sin jadear en busca de aire. Desde su doble trasplante de pulm6n, Dorothy puede respirar aire fresco sin su tanque de oxígeno y disfrutar de caminar para hacer ejercicio. Todo se lo debo a Dios que es fiel a su palabra de que nunca me desampararía, y a la familia donante que me ha brindado la oportunidad de respirar de nuevo”.

Will Oler, Recipiente de Corazón/Hígado

Will Oler

Recipiente de Corazón/Hígado

Después de años que se le diagnosticara erróneamente una insuficiencia cardiaca congestiva, se determino que Will tenía una enfermedad rara, amiloidosis, que se produce cuando una sustancia llamada amiloide se acumula en los órganos. Las opciones de tratamiento limitadas dejaron a Will con una respuesta: un trasplante de corazón. Después de 47 días en la UCI y una cirugía de trece horas, Will recuerda haberse despertado con su enfermera que le dijo que tenía un corazón y un hígado nuevo. Will tiene una vida renovada y sin estrés después del trasplante. El último verano paso un mes en Paris, ahora con nueva energía puede dedicarse a su pasatiempo que es la cocina. Le debe todo a su donante, “Rindo homenaje a mi donante y su familia, no pasa un solo dia sin que piense en ellos”.

Otero-Costas Family, Famila Donante

Otero-Costas Family

Famila Donante

El 16 de abril del 2004, el joven Gerald Jose Otero Costas, falleció víctima de asesinato a manos de un desconocido, mientras disfrutaba en compañía de algunas amistades en Ia ciudad de Ponce, PR. Ante el inesperado y devastador suceso, su familia tomó Ia valiente y noble decisión de donar los órganos de su hijo y permitir así que este regalara vida a otras personas. La memoria de Gerald Jose permanece en el Complejo Deportivo de Constancia en Ponce, Iugar que el joven deportista amó y en el disfrutó momentos inolvidables de su vida. Allí familiares y amigos sembraron un árbol en su memoria. iGerald, siempre serás recordado y profundamente amado!

Silas Huffman, Recipiente de Corazón

Silas Huffman

Recipiente de Corazón

Silas tenía cuatro meses cuando su mamá, Amanda, notó que su respiración cambió. Una visita rápida al pediatra se convirtió en un vuelo de emergencia al Children’s Healthcare of Atlanta – Egleston. Silas fué sedado inmediatamente, le colocaron un respirador y le diagnosticaron miocardiopatía dilatada mitocondrial, una afecci6n cardiaca grave. Las semanas se convirtieron en meses y se colocó a Silas en una pequeña bomba cardiaca que mantiene el flujo sanguíneo en los bebes y niños pequeños con insuficiencia cardiaca grave. Unos tres meses más tarde, Silas recibió el trasplante de corazón que le salvo la vida. “Agradecer no parece ser suficiente”, dice Amanda, “No conozco a la familia de su donante, pero su hijo es una parte de mi por lo que los hace mi familia”. Hoy, Silas disfruta de ser un niño que juega con autos y guitarras, un amor que le transmitió su padre, Chris, bajista de Casting Crowns.

María Teresa “Tere” Pérez Muñoz, Madre Donante

María Teresa “Tere” Pérez Muñoz

Madre Donante

Hace seis años, la vida de Tere cambió para siempre cuando Manuel, su hijo, un graduado en psicología de 26 años de edad, tuvo un accidente fatal mientras conducía un vehículo todo terreno. Sin dudarlo y sabiendo cuales eran los deseos de Manuel, los padres donaron sus órganos, y esto salvo la vida de seis personas. Manuel estaba siempre feliz, sonriente y tenía un gran sentido del humor. Sus buenos modales lo distinguían del resto de las personas de su edad y compartía sus intereses con su madre, como el triatlón y el béisbol. e incluso participaron en algunos eventos juntos. Tere dice que su hijo es su inspiración y que a través de los deportes puede superar su perdida. Ella es una ávida y alegre instructora de Zumba y ha logrado el sueño de su hijo de participar en la competencia Iron Man 70.3 en Puerto Rico donde vive.

Roosevelt Carter, Recipiente de Riñón

Roosevelt Carter

Recipiente de Riñón

La vida de un abogado puede ser agotadora, pero agréguenle a esta el componente de la diabetes y, con el tiempo, insuficiencia renal y diálisis. Roosevelt luchó diariamente mientras esperaba un trasplante de riñón. Cuando recibió la llamada de que había un riñón disponible para él, no podía creer que finalmente la espera había terminado. Dice, “Actualmente, valoro la vida mucho más. Estoy eternamente agradecido con la familia que me devolvió la vida”. Ahora, puede seguir ejerciendo como abogado e incluso sentarse en la banca como juez del Tribunal Municipal gracias al regalo que recibió.

David Manuel, Recipiente de Hígado

David Manuel

Recipiente de Hígado

Durante pruebas de rutina para el examen físico anual de David, los médicos notaron un problema alarmante y lo llevaron de inmediato a la Unidad de Cuidados Intensivos (Intensive Care Unit, ICU) de un hospital local. Luego de varias pruebas y 40 días en ICU, los médicos determinaron que su hígado y riñones no estaban funcionando bien. David fue colocado en la lista de espera de trasplante de hígado e, increíblemente, tan solo 36 horas después, recibió el regale de vida. Durante la peor enfermedad que tuvo cuya causa nunca se determinó, David adoptó el siguiente lema: “Deja de pensar en ¿porque yo?’ y comienza a pensar en ¿porque yo no?”‘. Actualmente, cuenta su historia para alentar a las demás personas, es escritor y Director Ejecutivo de un centro comunitario de artes escénicas. “Gracias a que alguien me concedió la vida, fui capaz de ver a mi hijo graduarse en la escuela secundaria y pude casarme”, dice David, “Ahora, puedo ver a mis tres hijos destacarse en la universidad”.

George Rosario, Recipiente de Riñón

George Rosario

Recipiente de Riñón

La hipertensión arterial crónica afectó los riñones de George, lo que llevo a diálisis y un lugar en la lista de espera de trasplante de riñón. George recibió una segunda oportunidad de vida en 2005 y desde ese momento ha trabajado para promover y educar a la comunidad sobre la importancia de la donación de órganos y tejidos como voluntario de Lifelink de Puerto Rico. Regresó a la universidad y terminó su licenciatura en trabajo social y ahora se encuentra en el proceso de obtener una maestría. Comparte su vida con su maravillosa esposa y siempre está dispuesto a compartir su testimonio. Siempre dice: “Vivo gracias a mi donante y mi donante vive en mi”.

Brian Rudd, Kidney/Recipiente de Pancreas

Brian Rudd

Kidney/Recipiente de Pancreas

Luego de aproximadamente siete meses de espera de un trasplante de riñón y páncreas, Brian se sometió al procedimiento que sanaría su insuficiencia renal, así como la diabetes Tipo 1 que padeció en los últimos 38 años. Gracias a un donante de órganos, Brian siente que se agregaron capítulos en la historia de su vida que incluyen eventos, como convertirse en buzo certificado, orador público para transmitirles esperanza a aquellas personas que enfrentan una situación similar y escritor prolífico. Brian habla acerca de la familia de su donante con mucha emoción con estas palabras: “Alguien decidió convertir una perdida en un legado durante su inimaginable dolor, y gracias a su preciado regalo, literalmente puedo volver a volar y regresar a mi pasión como instructor de paracaidismo”.

Lilliam Cruz, Recipiente de Corazón

Lilliam Cruz

Recipiente de Corazón

Lilliam, una profesora energética de la escuela secundaria de comercio de Caguas, su lugar natal en Puerto Rico, enfrentó un cambio radical de vida una mañana cuando, al llevar a sus hijas a la escuela en automóvil, sufrió un ataque al coraz6n. Fue llevada al hospital en donde las pruebas revelaron que el funcionamiento de su coraz6n estaba gravemente afectado y que necesitaría un trasplante. En octubre de 2005, Lilliam recibió un nuevo corazón de un total desconocido que le salvo la vida y le devolvió la salud, y la regreso a sus hijas y a Rafael, su esposo. Desde su trasplante, Lilliam y su familia ayudan a concientizar acerca de la donación de órganos y tejidos, y así devolverle a la comunidad en agradecimiento por las buenas bendiciones que recibió su familia y en honor del donante que lo hizo posible.